Bricolage odorífero: Vela de bacón

Si disponéis de tiempo, dominais el bello arte del bricolage y poseéis un olfato digamos “peculiar”, crear esta vela de bacón colmará vuestras aspiraciones en ambientadores naturales. Podréis ofrecer a vuestra familia y amigos el sano disfrute de un ambiente saturado de auténtico “Eau de Fritange”. Seguir los sencillos pasos que ilustran las siguientes imágenes y… voilà!!

bacon-candle01

bacon-candle02bacon-candle03bacon-candle04bacon-candle05

Y si no disponéis de tiempo, o el tema bricolage no es lo vuestro, pero igualmente quereis impresionar a quien os visite con bellas velas que exhalen aromas tan embriagadores como el de bacón, el de pizza o el de palomitas, las podeis adquirir ya manufacturadas en http://www.hotwicks.com

Esta web pone a vuestra disposición un amplio abanico de velas de olores altamente originales e infectos, con mención especial para la vela “The Urinal Cake Candel”. No quiero ni puedo imaginarme su aroma, pero si alguien se anima a adquirirla le invito a narrar en este espacio tan apasionante experiencia.

vela_olor_bacon_pizzavela_olor_palomitasvela_olor_cervezavela_pastel_urinario

No me pises los huevos… ¡que me quedo fiambre!

Todos sabemos que los huevos se pueden preparar de innumerables maneras, pero que los fritos son, para muchos, los más sabrosos y suculentos. Por eso, si eres un fan incondicional de los huevos fritos, esta divertida y original alfombra con cojines tiene que formar parte de tu hogar sí o sí.

Alformbra_Huevos_Fritos

Un fan de los huevos fritos o del salchichón, del chopped con pistachos o de la mortadela con olivas; porque si tienes un gusto ciertamente especial por la decoración y espacio suficiente, todas estas alfombras condimentaran tu casa con la textura y el sabor del mejor frikismo.

Alformbra_Salchichon Alformbra_Chopped Alformbra_Mortadela

El Champagne de James Bond

Este año Bond, James Bond, el espia más famosos de todos los tiempos, cumple su 50 aniversario más de moda que nunca y con nueva película, Skyfall (2012). A lo largo de todas sus films, desde la ya lejana y primigenia “007 contra el Dr. No (1962)”, hasta la última, “Quantum of Solace” (2008), el denominador común de las películas ha sido tanto la ironía del personaje como el elenco de bellas mujeres y alta tecnología que han desfilado delante de los ojos del espectador, acompañadas con los mejores cócteles y champagnes.

Si del primer grupo esta claro que el inmortal Martini (“Shaken, not stirred” -agitado, no removido-) que tantas y tantas veces paladea Bond, se lleva el pleno, en el segundo se reparten tan insigne honor dos marcas mundialmente famosas: Moët&Chandon y Bollinger.

La primera, a través de su producto estrella, Dom Perignon aparece en películas como Dr. No : Dom Pérignon ’55 (Bond dice que prefiere el ’53); Goldfinger: Dom Pérignon del 53; Thunderball: Dom Pérignon ’55; You Only Live Twice: Dom Pérignon ’59; 007 Al Servicio Secreto de Su Majestad: Dom Pérignon ’57; El hombre de la pistola de oro: Dom Pérignon ’64 (Bond dice que prefiere el ’62); La espía que me amó: En esta tiene cabida una de las frases más famosas de la saga cuando al final de la misma, y en compañía de la bellísima Barbara Bach (Mayor Anya Amasova), Bond descubre un Dom Pérignon del 52 propiedad de Stromberg, el malvado de la película al cual acaba de eliminar: “Un hombre que bebe Dom Perignon del 52 no podía ser tan malo.”

La segunda, Bollinger (del cual soy acérrimo seguidor) aparece por primera vez en la película Diamantes para la eternidad, cuando Tiffany Case envía un cuarto de botella a su camarote en el Queen Elizabeth.

A partir de ese momento también podemos encontrarlo en Vive y deja morir: Bollinger; Moonraker: Bollinger RD 69; Octopussy: Bollinger RD; A View to a Kill: Bollinger ’75; The Living Daylights: Bollinger RD ’75; Licencia para matar: Bollinger RD 79; Goldeneye: Bollinger ‘La Grande Année ’88′; Tomorrow Never Dies: Bollinger ‘La Grande Année ’89′; El mundo nunca es suficiente: Bollinger ‘La Grande Année ’90′; Muere otro día: Bollinger ‘La Grande Année ’61 y ’95′; Casino Royale: Bollinger ‘La Grande Année ’90′; Quantum of Solace: Bollinger ‘La Grande Année ’99’.

Para esta última película se puso a la venta una maravilla de edición limitada, el Bollinger 007, encargado al diseñador francés Eric Berthès que lo ideó en forma de bala de pistola que contenía un magnum de Bollinger ‘La Grande Année ’99. ¡Toda una exquisitez!

Una rareza a la que solo tendrán acceso 2007 elegidos (200+007), con botellas numeradas de un valor igual de espectacular: 4.000 euros por botella.

Lo dicho, James Bond es único, hasta en lo que no hace.

Cocina oriental con ingrediente erótico

Entre los muy diversos y extravagantes “manjares” de la cocina oriental tanto China como Japonesa y Coreana, el Urechis Unicinctus, más conocido como Pez Pene, es uno de los visualmente más impactantes y, porque no decirlo, repugnantes.

De inquietante color “rosáceo humano”, y de textura suave y sedosa, destaca por su forma fálica a la que une una més que inestimable flexibilidad.

Como no podía ser de otra manera dentro de la curiosa cocina asiática, esta lombriz marina goza de enorme popularidad entre los paladares més exigentes de los países anteriormente citados, siendo consumido de muy diversas maneras,  siendo algunas de las más comunes conservarlo seco y posteriormente hidratarlo antes de comerlo o prepararlo cocido al vapor, frito o en vinagre.

Como complemento a tal experiencia sensorial y gustativa, su textura es viscosa recordando a la almeja. Mmmmm! Se me hace la boca agua solo de pensarlo.

Llegado aquí me asalta la duda, ¿se podrá preparar relleno? Dejo al imaginativo cacumen del lector idear que deliciosos productos podrían formar parte del mismo, más aún cuando viendo el video observamos la boquita de piñón de estos curiosos seres, zona esta idónea para embutir al susodicho.

Publicidad con mucha chicha

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Quién no recuerda este maravilloso eslogan para Revilla protagonizado por la incólume Charito Muchamarcha? Por cierto, ¿qué fue de esta espectacular actriz cómica que lo decía todo con “ch”?

Un maravilloso momento de nuestra publicidad que os dejamos aquí para solaz deleite de nuestros lectores. ¡Ah!, eso y un vídeo de la ínclita Charito que seguro que os gustará.

La primera Ginebra no Dry

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El mundo de las ginebras está viviendo una edad dorada, sobretodo en España, debido al espectacular auge del Gin-Tonic como cóctel de moda para tomar, ya casi, a cualquier hora.

Han salido al mercado ginebras como setas, alardeando todas ellas de sus especiales características y de los exclusivos botánicos que formaban parte de sus innumerables destilaciones para posicionarse como ginebras premium, súper premium, ultra premium y así hasta un posible galactic premium, que aún no existe pero todo se andará.

Pero bueno, este tema lo dejaremos para otro post porque el tema ginebrero da para mucho, y en este caso me gustaría tocar una rareza dentro de este mundillo. Y está no es otra que presentar una ginebra ciertamente curiosa ya que se trata de la única de su especie que no es dry.

Me refiero a la Ginebra Súper Premium Wet de la archiconocida y apreciada marca Beefeater, con sus interesantes notas, sutiles y afrutadas, a compota de pera. Predomina esta fruta pero sobre ella también planean de forma delicada notas de plátano y de aromas herbáceos y cítricos. Con un final largo y ligeramente amargo Wet es un gin diferente y atrevido que marida a la perfección con un trozo de pomelo (en su defecto cáscara de naranja) y la fina burbuja de la tónica Fever-Tree, dando lugsr a un Gin-Tonic fresco, equilibrado, espléndido y muy llamativo.

Para hacerlo aún más delicado y untuoso, se pueden sumergir en el combinado, una vez ya preparado, unas finas láminas de pera que, además de aportarle un pequeño plus de dulzor serán ciertamente bien recibidas al final del trago como delicado acompañamiento.

 

 

I Tronchetti di Don Tomasso

Comencem aquesta secció de grans moments Emetos amb un producte que ens va marcar, no sé si pel seu nom o perquè el vàrem comprar en una àrea de servei infecta del nord d’Itàlia camí dels Carnavals de Venècia, farà ja d’això gairebé vint anys.

Potser una mica per ambdues coses. Pel seu original nom, ja que mai hem pogut esbrinar si el mateix, “Caramelle a la Liquirizia, I Tronchetti di Don Tomasso”, venia determinat per la fama que pugues tenir a la seva època el membre viril de l’ínclit Don Tomasso, o perquè al tractar-se d’una ambrosia de tal calibre la marca tingues a bé batejar-la amb el nom del seu gallard creador, tal com demostren les imatges que il·lustren la capsa i que encapçalen aquest escrit.

També, com no, perquè va ser la primera cosa sòlida que ens ficàvem a l’estomac desprès de quasi 22 hores de viatge jugant al “Cinquillo” i a “La Perejila” (grans jocs de cartes apressos a la nostra infantessa, de clar regust pre-constitucional) acompanyant els jocs amb dues ampolles de Knockando. Si, si, no és cap errada, van ser 22 h de dur viatge en un autocar d’aquella època, en la que si feies més de metro seixanta les teves extremitats inferiors estaven clarament condemnades a patir una severa laceració durant tot el trajecte.

Menys mal que al tractar-se d’un autocar de dos pisos, a la part de sota el fabricant, fent un malbaratament de imaginació del que avui també gaudeix l’AVE, va disposar dues fileres de 4 seients encarades amb una bonica taula de plàstic símil fusta entre ells. Nosaltres vàrem poder agafar un d’aquest grups i per això vam poder gaudir de les 22 h d’esbarjo, ininterrompudes tan sols per les blasfèmies de la resta de companys de viatge que no podien ni gaudir de la nostre comoditat asiàtica ni d’un reparador somni per la maleïda calor que fotia dins de l’autocar. El sagaç lector ja haurà caigut que nosaltres tampoc vam tancar ull i d’aquí tantes i tantes hores de joc.

Cer que pot ser xocant per molta gent que uns tristos caramels de regalèssia, d’infaust sabor per cert, encara que com es pot comprovar en aquesta web actualment son tractats d’exquisidesa gourmet, puguin marcar a algú però, pel bo i pel dolent, els membres d’aquest Club som i serem així!

El primer gourmet de la historia.

En el año 90 a.C. durante los reinados de Augusto y Tiberio, vivió un oligarca y político romano, Marco Gavio Apicio, que ostenta el suculento honor de haber sido el primer gourmet de la historia. ¡Poca broma!

Se dice que ya escribía libros detallando la buena vida y la buena comida. Exigía a los cocineros de la época preparaciones sofisticadas y mesas decoradas con animales, frutas y plantas.

Siempre fomentaba la búsqueda de nuevas sazones para sus alimentos, fue cuando crearon el Garum, un condimento salado a base de tripas de pescado fermentado que también era usado como salsa.

A Apicio se le atribuye la creación del primer libro de cocina llamado “De re coquinaria” donde detallaba los estilos de comer y varias recetas divididas según familia, como aves, carnes y verduras.

Tal era su amor por la buena comida que dilapidó su gran fortuna en su afán por hacerse con los más refinados alimentos, elaborados en complicadas recetas, algunas atribuidas a él, como el mítico foie-gras, obtenido del hígado de gansos alimentados con higos.

La primera edición impresa de De re coquinaria se realizó en Milán en 1498, edición de Guillaume Le Signerre.

Ante tan insigne personaje, tan solo puedo decir, ¡Ave Apicio, los que van a comer te saludan!

Josep Pla. Una ànima immortal que va fer de la cuina una de les seves grans passions.

Sempre m’ha encantat una dita d’aquest gran escriptor, periodista i gastrònom català que va ser en Josep Pla (1897-1981), tant per la gran veritat que atresora como per la seva referència al món grec, cultura aquesta molt propera a la nostra Associació ja que Emetos és, ni més ni menys, que un vocable de la llengua d’Aristòtil:

“La cuina és l’art de valorar els contrastos, d’integrar-los, de fusionar-los. Es un art orfeònic, per dir-ho en grec”